La Federación Hotelera de Mallorca ha convencido a la Conselleria de Medi Ambient: el Govern Balear ve con buenos ojos su plan para renovar la arena de las playas mallorquinas.

El Puig Major, primer pico que será triturado

Ante la pérdida acelerada de arena de nuestras playas, se procederá a triturar el Puig Major y el Massanella, para seguir con el resto de la sierra mallorquina, Patrimonio de la Humanidad, que será depositada, convertida en arena de primera calidad, en Playa de Palma, Es Trenc, Playa de Alcudia etc.

“Con las cosas de comer, no se juega”, han dicho los hoteleros, a los que se han sumado los empresarios del alquiler vacacional. “La mayoría de turistas quieren playas, no montañas. Montañas ya tienen en Alemania”. De este modo, la Serra tiene los días contados. Una vez pulverizada, será almacenada en Son Reus, de donde se irán sacando las toneladas de arena necesaria cada temporada. Se calcula que habrá “arena de Tramuntana” para al menos 20 años más.  Se ha tenido en cuenta que la arena pegada a los pies de los usuarios acabará saliendo por los desagües de las duchas, pero a un ritmo asumible.

La “arena de Tramuntana” cubrirá pronto la escasez de arena en Playa de Palma

 

 

 

¿Mola?