Es rumor, a voces, que Biel Cerdá se reunió con Molango tras el último partido tras saber que el millonario Sarver continuaba con el proyecto.

Gabriel cerda, Don Gabriel gustaba llamarse, podría haber asegurado que tiene un papel firmado con Don Lorenzo en el cual le daba a perpetuidad la capacidad de ser nombrado presidente del club, fuese cual fuese su propiedad.

Cerda podría haber asegurado, según diversas fuentes, que no renunciaría a ser presidente ni por menos de un millón de euros. De esta manera el Real Mallorca tendría ya de facto un nuevo presidente, muy querido además por toda la afición mallorquinista.

image

¿Mola?