Fué una confusión motivada por el comentario de una madre al ver a la presidenta, Chelo Huertas, de Podemos.

Dos jóvenes de 14 años abordaron a la política y le hicieron multitud de fotos, creyendo que se trataba de un  Pokémon.

El temor a un escrache y la huida de la presidenta hizo desistir a los chavales de seguirla al percatarse de su error.

Se da la casualidad que fuentes del Govern Balear han afirmado que prohibirán Pokemon en las calles de Mallorca, salvo que sea normalizado ( leer aquí la exclusiva)

Para seguir viendo el resto de Pokemon políticos de Mallorca deberás suscribirte a nuestro boletín mensual.

Pokémon Jynx

Pokémon Jynx

¿Mola?