La Guardia Civil de Palma teme que se trate de un terrorista islámico amnésico

Harmony-of-the-Seas-crucero-mas-grande-del-mundoTras su paso por Palma, la temible megalópolis flotante, el Harmony of the seas, ha zarpado más ligera hacia a su próximo puerto de destino (Marsella) tras ser interceptado un polizón. Al parecer fue descubierto tras el chivatazo de un niño a sus padres. El pequeño turista ruso hizo notar a sus progenitores que un hombre de mediana edad iba de mesa en mesa, por los bares del barco, apurando culos de vasos de zumo y lamiendo el ketchup de los platos abandonados.

El capitán del barco ha declinado hacer declaraciones pero la naviera (Royal Caribbean International), en su comunicado de prensa, afirma que el suceso puede deberse a un error humano: “Quizá el personal de seguridad del barco bajó la guardia en la inspección de las provisiones con destino a cocina. Lo más probable es que el polizón se escondiese en uno de los bidones de carne picada para hamburguesa”.

Tras este desagradable descubrimiento, la empresa sospecha que los controles no son de fiar, y que no hay que descartar que la población del crucero sobrepase holgadamente el número de plazas permitidas. “Si cada familia se ha traído a un miembro escondido en una maleta, en lugar de 8000 personas puede que estemos viajando con 12000“. La solución, muy sencilla: ponerlos a todos en cola para identificarlos y exigirles la tarjeta de embarque.

¿Mola?