El secreto mejor guardado de la cátedra de arqueología de la UIB ha salido a la luz por una filtración. Según una investigación de más de 10 años, el filósofo no era catalán, como sostienen los partidos nacionalistas, ni mallorquín como sostiene algún historiador, sino extremeño.

Las pruebas de ADN y diversos enseres conservados del filósofo concluyen que nació en Fresgenal de la Sierra, provincia de Cáceres. Se calcula que arribó a Mallorca con la edad de 14 años con sus padres para hacer lo que en aquel entonces se denominaba  “Tempus fugit” , la temporada.

La noticia ha conmocionado a diversos sectores, que  incluso antes de esperar la confirmación de la misma por parte de la Universitat, han anunciado que es muy probable que Pedro J., Inda y Jiménez Losantos hayan intoxicado a los catedráticos y profesores que investigaron la vida de Llull.

Ramon_Llull

 

¿Mola?