La medida, que está siendo estudiada en estos momentos por el pacto, se ha filtrado hoy, el Día del Donante de Sangre.

Según ha filtrado a este digital un miembro de la comisión de Filología forzada del Gobierno balear, la medida, que podría entrar en vigor este verano, aseguraría que la sangre donada es de gente que tiene un alto grado de conocimiento de la lengua de Cataluña.
De esta manera en los centros de donación de sangre solo aceptarían la sangre de personas con el certificado de catalán que se expide habitualmente.

image

¿Mola?