El PP ha decidido abandonar a su suerte a Cataluña en el actual proceso de autodeterminación. Según fuentes solventes, Rajoy, a su paso por Mallorca este fin de semana, dejó caer en un momento de alegría de sobremesa que el partido ha tomado la decisión de retirar al Partido Popular de la vida política en la comunidad catalana,

no porque el PP no sea un partido catalán, “que por supuesto lo es, sino porque allí no nos vota ni el tato”. Y la misma fuente añade: A nosotros, electoralmente, nos conviene una Cataluña independiente porque aquello es un nido de votos rojos. No vamos a ayudar nosotros a que se quede en España un territorio gracias al cual luego ganen los socialistas unas elecciones.

Por lo tanto, el gobierno de Rajoy da el OK al referéndum ilegal del próximo 1-O. Las fuerzas de seguridad han ido a Cataluña a ayudar a votar a todo el mundo y asegurarse de que la única papeleta disponible sea la del “Sí”.

 

¿Mola?