Ha sucedido en Calviá al filo de las 10:00 h. Juan. A. de 30 años, ha comprado un periódico. En papel.

Juan, quien ha asegurado que no sabe por qué lo ha hecho, ha señalado lo grato de la experiencia, pero ha remarcado que las noticias estaban caducadas y que no ha podido compartirlas al carecer de botón de compartir.

A pesar de que se le ha visto más de 10 minutos con el periódico en la mano, Juan ha dicho que no ha pasado de algunos subtítulos.

“Había que leer mucho y me mareaba”, ha dicho el joven, “nini” de profesión, como el 20℅ de mallorquines.

¿Mola?