Los funcionarios, hacinados en un edificio del Consell, hacían vida normal y cobraban trienios.

Un descuido en la guía del Govern dejo de incluirlos en ese año y desde entonces han estado olvidados de cualquier gestión, jerarquía, o cambios.

“De vez en cuando teníamos una llamada y luchábamos por cogerla”, ha dicho una de las “desaparecidas”.

Iker Jiménez se ha interesado por el tema y se ha especulado con diversas teorías, desde la abducción a la  hipnosis colectiva. Es muy posible que Cuarto Milenio emita un programa especial sobre este misterioso hallazgo.

La nave donde han hallado hacinados a los funcionarios

Todos estaban en buen estado de salud e incluso aparentemente hacían vida normal. Doctores de Son Espases, tras un primer reconocimiento , han indicado que podrían padecer el “síndrome de la sinergia monotónica vagal” .

Muchos de ellos padecen adicción a Mercadona.

Los funcionarios víctimas de una colocación masiva de empleo público y de amiguetes en general en el año 89,  han estado durante décadas sentados en algunos casos en una mesa sin ordenador y sin orden ni trabajo alguno.

Fuentes  de la policía municipal que lleva el caso han indicado que algunos les han comentado que fueron colocados por un tal Rodríguez. La Policía dice que no sabe quién puede ser.

Se han encontrado 134 liberados sindicales en una sala adyacente. Todos ellos en buen estado de salud .Al Parecer comían mariscadas a menudo.

Para saber si Usted es uno de los funcionario afectados y lleva desde el 89 “desaparecido” ponga su email y le enviaremos información en nuestro boletín mensual.

¿Mola?