El legendario director de cine Ridley Scott se ha llevado las manos a la cabeza al descubrir que su monstruo, concienzudamente diseñado en Alien Covenant, baboso y dentudo, da más bien pena comparado con la vis terrorífica que rezuman personas reales.

Ridley Scott

Así lo ha reconocido al descubrir al ganador de Eurovision, Salvador Sobral, en quien detecta una flexibilidad extraterrestre y unos gestos inquietantes y “espeluznantes”.

Scott ha encargado ya el guión para una nueva secuela de Alien. Sobral podría ser el modelo en quien inspirar el nuevo diseño de la criatura alienígena, cuya sangre verde es corrosiva. La coleta de Sobral podría acabar en el consabido aguijón.

Pero esta nueva película quiere ser un homenaje a Alien vs Predator, para lo que necesita un monstruo más en acción, otra criatura que dé miedo, yuyu o canguelo. Por eso la carambola de Ridley Scott ha sido histórica: ya tiene al actor que actuará como contrincante del alien-Sobral. Se trata del ex líder de Podemos en Baleares, Alberto Jarabo, que echó su currículum en la productora de Scott hace quince años.

“No lo hemos tomado en serio”, dice Scott, “hasta que lo hemos visto esta semana en acción en el parlamento balear”. Con Jarabo en la gran pantalla enfrentado al nuevo alien eurovisivo, la taquilla está asegurada. Se prevé el estreno en 2020.

Alberto Jarabo, apuntando maneras de alienígena

Salvador Sobral

¿Mola?