Tras las medidas aprobadas por el Gobierno de Francina Armengol en Baleares, empiezan a verse los resultados.

DSC_0069La prestigiosa empresa de rehabilitación de fachadas por todos conocida, Pimiento Seco S. A., ha sido la primera en asumir, como un rayo, la nueva normativa que castigará las empresas que no se tuneen, como buenas niñas obedientes, para mostrarse como escaparates de la lengua catalana.

En menos de 48 horas Pimiento Seco ha cambiado su nombre y lo ha actualizado, incluso en sus logos, que pueden verse ya en las máquinas que tiene instaladas en las calles de Palma de Mallorca.

Así Prebesec, hasta ayer mismo Pimiento Seco, sin duda pasará a la historia como una de las empresas más comprometidas con la causa armengoliana, y la de reflejos más finos de todos los tiempos. La Obra Cultural Balear la ha propuesto ya para un galardón en los próximos premios Ramón Llull.

Otras medidas  que adoptarán serán:

Esto no acaba aquí. Suscríbete y entérate de todo.La realidad supera la ficción.

¿Mola?