El grupo de podemos en Palma podría anunciar en breve una serie de medidas contra  lo que ellos califican de turismo invasor.

Según ha podido saber este digital, es muy posible que no solamente prohíban las terrazas en las calles.

Una de las medidas que podrían tomar es el control de acceso a todos los turistas  y dejar pasar solamente a los que, tras previa comprobación, tengan una cuenta corriente y una tarjeta de crédito saneada.

Otra de las propuestas es la realización de un test de solidaridad comprometida a todos aquellos cruceristas que quieran poner pie en tierra.

Estas medidas de control monetario e intelectual tienen por objetivo seleccionar un turismo de calidad y sostenible, según han manifestado portavoces de esta formación política.

image

¿Mola?