El presidente Mariano Rajoy ha aclarado esta mañana al líder del PP balear Jaume Company que los vuelos entre islas para residentes, en un futuro próximo, costarán 20 euros, pero por kilómetro.

Así volar de Palma a Ibiza saldrá a 141 km x 20 € = 2820 €.

La medida puede haber sido tomada por el gobierno central ante el miedo a una avalancha de baleares ociosos que se entregarían sin freno al viaje entre islas por puro aburrimiento o vicio.

La presidente Armengol ha celebrado la medida y afirmado que “este es el camino para acabar con la saturación; habrá que subir el precio de los billetes también a los turistas”.

¿Mola?