El Ayuntamiento de Palma, lejos de amedrentarse con el referéndum de las terrazas en el Born , está elaborando una nueva estrategia para ahuyentar a los turistas que embozan la principal arteria histórica de la ciudad.

Esta estrategia incluye la presencia cada 150 metros de un acordeonista húngaro que tocará durante diversas horas distintas piezas internacionales incidiendo en las denominadas comecocos.

image

Tecnico midiendo las distancias oficiales de los acordeonistas

Paralelamente, la estrategia de Cort en el Born se verá impulsada con la presencia de decenas de rastafaris fumando canutos por toda la vía.

En horas punta, y para desviar los turistas hacia la catedral o hacia Atarazanas, han asegurado que también contarán con 4 batucadas de diferentes pueblos de Mallorca , con la intención de, una vez colocados por humo del canuto y medio desorientados por la música húngara comecocos, los turistas se diseminen por toda la ciudad.

A todo ello mentar en esta noticia el hecho de la dificultad de encontrar un policia municipal en el centro de Palma.No hace mucho hubo un auténtico revuelo y emociones encontradas al encontrar uno dirigiendo el tráfico en las ramblas ( leer aquí la noticia)

Ya sabes que para estar al dia del mañana y ver cómo la ficción nunca supera la realidad…debes suscribirte al boletín mensual de MALLOCATOOMORROW.

¿Mola?