El joven político, quien quiere permanecer en el anonimato, ha desvelado un secreto a voces.

“Reconozco que mi amistad con el de las listas ha facilitado mi ascenso”, ha dicho el regidor.

“Lo cierto es que no tengo ni puta idea de gestionar una empresa, una institución ni las personas a mi cargo”, ha afirmado a este digital. De hecho no se le conoce gestión ninguna en su currículum .

Sostiene el regidor, que ha destapado la realidad de nuestros gestores, que él y muchos de sus compañeros se mueven y deciden con intuición “y una caña”.

El joven político afirma que “una cosa es venirse arriba en un mitin y otra saber de números, planificación, gestión…”

“Esto se nos va de las manos, pero a la gente le importa un bledo”

image

¿Mola?